Penn State Extension

Share

Cortapicos Europeo

Forficula auricularia Insecta: Dermaptera

INTRODUCCIÓN

El nombre de cortapicos que literalmente significa "criaturas del oído,"se origina de la superstición que se ha esparcido de que estos insectos se arrastran dentro de los oídos de las personas que se encuentran durmiendo. Además, muchas personas creen que una vez el insecto cortapicos tiene acceso al oído humano, llega al cerebro y lo barrena. Realmente este insecto no se introduce en el oído.

European Earwig (Adults)

El carácter distintivo físico es la tenaza como una pinza (o cecil) localizada en la parte final del abdomen. Estas pinzas en las hembras, son rectas en los lados, pero la de los machos es más estilo pinzas. El cortapicos utiliza sus tenazas como armas protectoras, pero también las utilizan para capturar sus presas.

Los cortapicos están activos durante la noche y se ocultan en grietas y rendijas durante el día. Principalmente se alimentan de animalitos muertos y ocasionalmente se alimentan de plantas. Los huevos se depositan en la tierra y como muchas especies invernan como adultos. Hay veintidós especies de cortapicos en los Estados Unidos, doce de ellas fueron introducidas de otros países. Sólo cuatro a cinco de estas especies son plagas comunes que invaden los hogares. Este artículo se enfoca en el cortapicos europeo ( Forficula auricularia L. ) que es la especie de plaga que más prevalece de los cortapicos en Pennsylvania.

DESCRIPCIÓN

Los cortapicos europeos adultos miden 5/8 pulgadas (16mm) de largo y son de color marrón oscuro rojizo (Fig. 1.) La cabeza es rojiza y las patas son amarillas marrón. Esta especie exhibe poliformismo: los machos son de diferentes tamaños y formas. Las pinzas de alguno de los machos mide 3/16 pulgadas (5mm) de largo, mientras otras pinzas miden 3/8 pulgadas (9.5mm) de largo.

El cortapicos europeo es una especie cosmopolita que fue introducida en Norte América al principio de los 1900. Se observó en los Estados Unidos (Seattle, WA.) en el 1907. Estos insectos rara vez vuelan y se adaptaron a ser transportados por los hombres a través de bultos de periódicos, en balijas, flores que han sido recortadas, automóviles, etc. Este insecto se esconde en cualquier grieta húmeda y obscura tales como las raíces con tierra de las plantas envueltas en arpillera o lona y tablas.

CICLO DE VIDA

Los cortapicos europeos se aparean a finales del verano y temprano en el otoño, antes de establecer nidos subterráneos. Antes de la oviposición, los machos retornan a la superficie a mediados de febrero al mes de abril. Los cortapicos europeos exhiben una generación por año, a pesar de que las hembras pueden producir dos camadas. La hembra del cortapico europeo invierte gran cuidado maternal por sus huevos y el estado temprano ninfal. Después de que se ponen los huevos, la hembra los junta y los coloca en una pila, almacenándolos es un boquete no muy profundo, a los que ella les montará guardia. En la primera tanda, la hembra pone de 30 a 55 huevos. Ponen menos huevos en la segunda tanda. Los huevos de la primera camada salen del cascarón en 70 días debido a las temperaturas frescas de la primavera y los huevos que se ponen a finales de la primavera o el verano se toman alrededor de veinte días para salir de los cascaron.

Los cortapicos europeos tienen cuatro etapas ninfales y exhiben dos fases durante su desarrollo: la del nido y la del libre forraje. La hembra adulta y la primera etapa de ninfas permanecen en el nido hasta que la muda de piel ocurra. La segunda etapa ninfal va en busca de alimentos durante la noche después que la hembra abre el nido. Estas ninfas retornan durante el día pero algunas de ellas no consiguen sus propios nidos. La tercera y cuarta etapa ninfal esta representada por organismos de libre forraje que viven en la superficie del suelo. La primera y segunda camada pasan por las mismas etapas de desarrollo. Para los meses de agosto y septiembre ambas camadas alcanzan la etapa adulta y comienzan el apareamiento. Estas especies son omnívoras y se encuentran regularmente alimentándose de plantas. Estos insectos si son molestados despiden un mal olor.

DAÑOS

El cortapicos europeo se alimenta de una amplia variedad de sustancias alimenticias. Puede alimentarse de casi cualquier material vegetal así como de liquen, polen, otros artrópodos y muchos de los artículos de de panaderías (harina, pan, galletas, ect) El daño que causa a los jardines y alas plantas agrícolas, de cualquier modo es usualmente mínimo.

Debido a que un gran número puede buscar refugio dentro y alrededor de las casas, el cortapicos europeo puede convertirse en una notoria plaga casera en algunas áreas. Aunque la explosión poblacional de este insecto no es tan intensa como aquellos que inicialmente se introdujeron subsiguientemente a los Estados Unidos, no son poco común tener áreas separadas con una alta población durante períodos de tiempos húmedos y calurosos.

Cuando los cortapicos invaden las casas, pueden entrar a cualquier lugar incluyendo lavanderías, muebles, hogazas de pan, inclusive en la ropa, colchones y ropa de cama.

Se esconden en las grietas y ranura de las casas es muy difícil mantenerlos a fuera, aun con el uso de telas metálicas y otras barreras mecánicas.

MANEJO

Modificación de las áreas circunstantes - El cortapicos puede ser encontrado en grandes cantidades, bajo tablas, en los huecos de los árboles, dentro de las cortezas de los árboles podridas, o cualquier cosa que este húmeda y oscura. El primer paso para controlar los cortapicos es eliminando estos y otros lugares donde puedan anidar o criar. Los dueños de casas deben mover material vegetativo podrido que se encuentre alrededor de la casa, talen como pilas de hojas o grama recortada. Además deben ser reparados el desagüe y el sistema de irrigación que este dañado ya que constituyen áreas húmedas y oscuras que son atractivas para las hembras que están en busca de hacer sus nidos.

Trampas - La población del cortapicos europeo puede ser reducida efectivamente usando trampas de tablas con ranuras colocadas en una cerca de arbustos y alrededor de árboles. Estas trampas deben ser tendidas diariamente o dos veces por semana, removiendo los cortapicos atrapados y colocándolos en una lata que contenga una cantidad pequeña de aceite.

Rosear el perímetro exterior - Se pueden usar químicos para controlar los cortapicos. Pero, se debe de rosear fuera de las casas para crear una barrera que los cortapicos no puedan cruzar. Los químicos, tales como el deltamethrin, cyfluthrin, lambda-cyhalothrin, cypermethrin, sumithrin o tralometrin, pueden ser utilizados para estos perímetros de acuerdo a las instrucciones en las etiquetas. Rosear el perímetro exterior debe comenzar a principios del verano. Se debe prestar atención especial a las áreas más frecuentadas por los cortapicos, incluyendo el fundamento de los edificios, a lo largo de las cercas y aceras, alrededor de los árboles y postes de utilidades y alrededor de pilas de madera y rocas.

AVISO DE PRECAUCIÓN

Los pesticidas son venenosos. Lea y siga las instrucciones y precauciones de seguridad en las etiquetas. Maneje con cuidado y guarde en su envase marcado original fuera del alcance de niños, mascotas y ganado. Disponga de envases vacíos al instante, de manera segura y en un lugar seguro. No contamine forraje, ríos o estanques.

Steven B. Jacobs, Decano Asociado de Extensión

Marzo 2002 Revisado enero 2009

Translations by / Traducido por: Edgar Martinez & Elba Hernandez sveltaflor@hotmail.com

Los programas de investigación y extensión del Colegio de Ciencias Agrícolas de Penn State son financiados en parte por los condados de Pensilvania, el Gobierno de Pensilvania y el Departamento de Agricultura de EE. UU.

Visita Extensión de Penn State en la web: http://extension.psu.edu

Donde aparecen marcas comerciales, no hay intento de discriminación o endoso implícito por parte de la Extensión Cooperativa de Penn State.

Esta publicación está disponible en medios alternativos si se solicita.

Penn State se suscribe a la acción afirmativa, la igualdad de oportunidad y a la diversidad de sus empleados.

© Universidad Estatal de Pennsylvania 2017

Related content