Penn State Extension

Share

Piojos de los Libros

Piojos de los Libros

IntroducciÓn

Los piojos de los libros, también llamados psócidos, no son piojos en verdad. Aunque se asemejan a los piojos en forma y tamaño, los piojos de los libros se alimentan sólo del moho y hongos. Si los encuentra en granos u otros productos alimenticios almacenados, es indicación de que hay mucha humedad la cual estimula el crecimiento del moho. Además de encontrarse en los productos alimenticios, los psócidos se pueden hallar debajo del empapelado, en los muebles, a lo largo del borde de las ventanas o en las repisas de las ventanas alrededor de los tiestos de plantas. Los piojos de los libros no muerden, transmiten enfermedades o dañan los alimentos o las telas, pero, pueden ser bien molestosos cuando están presentes en grandes números.

Biología

Los piojos de los libros que se encuentran dentro de las viviendas no tienen alas y son diminutos: menos de 1/16 de pulgadas de largos. Aunque sus patas traseras son más gruesas que las otras cuatro y se parecen al las patas de insectos saltarines, los piojos de los libros no saltan, pero corren con bastante velocidad.

Los piojos de los libros adultos varían en colores desde blanco translúcido a gris o marrón. Las hembras pueden producir cerca de 60 huevos durante los meses cálidos de verano y su ciclo de vida (de huevo a adulto) se completa en un mes. Cuando prevalecen temperaturas más frescas, las hembras producen menos huevos y el tiempo requerido para completar su ciclo de vida es sobre tres meses. Las hembras depositan sus huevos uno a uno y los ocultan cubriéndolos con escombros. Estos experimentan una metamorfosis sencilla, o sea, que las ninfas se parecen a los adultos, sólo que son más pequeñas y sexualmente inmaduras. El piojo de los libros común que infesta las casas tiene normalmente cuatro etapas ninfales.

DaÑo

El piojo de los libros se alimenta del moho e invadirá los cereales y materiales similares que sostienen el crecimiento del moho. Su presencia, por lo tanto, es un fastidio y puede rendir algunos alimentos no aptos para el consumo. El pegamento de almidón del empapelado y los libros también pueden estimular el crecimiento del moho o ser atacados directamente por el piojo del libro. Fuera de ser una molestia, el daño que causan es insignificante.

MANEJO

La mejor manera de controlar el piojo de los libros es eliminando las condiciones húmedas. Reduciendo la humedad en su hogar eliminará el moho del cual se alimenta el piojo. Al reducir la humedad relativa a menos de un 50% puede prevenir su desarrollo. Un espacio de aire debajo de los tiestos en las repisas de las ventanas ayudará a mantener baja la humedad y reducir el crecimiento del moho. Deshágase de cualquier alimento infestado y asegúrese que otros alimentos se mantengan secos. Normalmente, los pesticidas no son necesarios para controlar el piojo del libro en los hogares.

AVISO DE PRECAUCIÓN

Los pesticidas son tóxicos. Lea y siga las instrucciones y los avisos de seguridad en las etiquetas. Manéjolaos con cuidado y almacénelos en los contenedores, con la etiqueta original, fuera del alcance de niños, animales y ganado. Deshagase de contenedores vacios inmediatamente, en una manera segura y el lugares seguros. No contamine el forraje, los riachuelos, ni las characas.

Steven B. Jacobs, Decano Asociado de Extensión

diciembre 1998 Revisado noviembre 2003 Revista abril 2007

Translations by / Traducido por: Edgar Martinez & Elba Hernandez sveltaflor@hotmail.com

Los programas de investigación y extensión del Colegio de Ciencias Agrícolas de Penn State son financiados en parte por los condados de Pensilvania, el Gobierno de Pensilvania y el Departamento de Agricultura de EE. UU.

Visita Extensión de Penn State en la web: http://extension.psu.edu

Donde aparecen marcas comerciales, no hay intento de discriminación o endoso implícito por parte de la Extensión Cooperativa de Penn State.

Esta publicación está disponible en medios alternativos si se solicita.

Penn State se suscribe a la acción afirmativa, la igualdad de oportunidad y a la diversidad de sus empleados.

© Universidad Estatal de Pennsylvania 2017