Penn State Extension

Share

Las Arañas Merodeadoras

Cheiracanthium inclusum male
( Cheiracanthium inclusum ) y la Araña Zanquilarga del Saco ( Cheiracanthium mildei)

La araña del saco puede ser encontrada caminando alrededor del follaje; debajo de camadas de hojas, piedras y tablas; en los edificios debajo de los antepechos y en las mesillas de las ventanas y los entablados de los costados de los edificios; y en las esquinas de las paredes y los techos dentro de las casas. La C.inclusum es nativa en mucho de los estados de los Estados Unidos (con excepción de mucho de los estados del norte) mientras que la C. mildei , una especie introducida de Europa, fue encontrada en casi todos los estados del nordeste para el 1978. Es probable que la C. mildei halla acrecentado su alcance substancialmente desde ese tiempo.

Descripción

Ambas especies son de tamaño y coloración similares ( la hembra mide de 5 a 10 milímetros, el macho mide de 4 a 8 milímetros). La C. inclusum es de color amarillo claro a crema con mandíbulas (quelicera), la extremidad del tarsis y los palpos color marrón oscuro. Las C. mildei tiene un ligero matiz verdoso en su abdomen y un cefalotórax amarillo pálido. La quelicera, el tarsis y los palpos son similares a los de la C. inclusum . Ambas arañas tienen una raya dorsal levemente más oscura que corre longitudinalmente bajo el abdomen.

Los refugios de las arañas del saco pueden ser encontrados fuera de la casa debajo de objetos o en los interiores de las casas en las esquinas de las paredes y los techos. Estos refugios son tubos o sacos de sedas en donde las arañas se esconden durante el día En las casas pintadas con colores neutrales claros en los techos y paredes, los refugios pasan por desapercibidos, ya que son pequeños y se mezclan con la coloración del fondo.

Historial de Vida

Las arañas agrarias del saco depositan sus huevos en junio o julio. Los huevos son depositados sueltos dentro del refugio de seda y la hembra permanece cerca para protegerlos. La C. inclusum se encuentran más a menudo fuera de las casas; la mayoría depositan sus huevos en la parte de debajo de las hojas y el follaje. C. mildei se encuentra más a menudo en estructuras hechas por los humanos y ovipositan casi exclusivamente dentro de las casas. Las arañitas jóvenes regularmente permanecen dentro del refugio de seda por un corto periodo de tiempo eventualmente se aventuran a salir en las noches en busca de alimento. Las jóvenes frecuentemente regresan al amanecer para esconderse en el refugio.

Las arañas meriodadoras son “cazadoras activas”, acechando por su presa, algo más que capturarla en su tela de araña. Es durante estas correrías nocturnas que las arañas tienen encuentro con los humanos y los pican cuando se encuentran atrapadas entre la piel y las sabanas, ropa, zapatos, etcétera.

Importancia Médica

Estas dos arañas son probablemente consideradas por el número significativo de picadas a los humanos. La gente usualmente incurre en picadas por la C. inclusum fuera de la casa mientras trabajan en el jardín en el verano. La C. mildei pica fácilmente a pesar de su tamaño pequeño y se han visto arrastrarse sobre la superficie de la piel humana y picarlos sin haber ninguna provocación. A pesar de que el mayor número de estas picadas son dolorosas al principio, normalmente no resultan en ninguna condición médica seria. Para las victimas de la C inclusum y algunos individuos sensitivos a la C. mildei, las picadas pueden presentar los síntomas mencionados a continuación.

La picada es usualmente muy dolorosa y quema al principio, se desarrolla un eritema, edema y un intenso picor. La sensación de quemazón asociada a la picada durará por una hora o más y la erupción y la ampolla aparecerán durante las siguientes diez horas. Algunos pacientes pueden exhibir reacciones sistemáticas con fiebre, indisposición o malestar calambres musculares y nauseas. Estos síntomas son similares a los de la viuda negra pero no son tan severos. Una lesión necrótica y ulceración también pueden ocurrir en el lugar de la picada, pero han sido descritas ser menos serias que los síntomas que acompaña la picada de la reclusa marrón. No obstante hay evidencia de los conejillos de India y los conejos desarrollaron lesiones necróticas después de haber sido picados por especies Cheiracanthium, la evidencia de una reacción similar en los humanos no es clara.

Preparado por Steven Jacobs decano asociado de extensión en entomología urbana/industria

marzo 2002
Revista 2006

Translations by / Traducido por:
Edgar Martinez & Elba Hernandez

sveltaflor@hotmail.com

Los programas de investigación y extensión del Colegio de Ciencias Agrícolas de Penn State son financiados en parte por los condados de Pensilvania, el Gobierno de Pensilvania y el Departamento de Agricultura de EE. UU.

Visita Extensión de Penn State en la web: http://extension.psu.edu

Donde aparecen marcas comerciales, no hay intento de discriminación o endoso implícito por parte de la Extensión Cooperativa de Penn State.

Esta publicación está disponible en medios alternativos si se solicita.

Penn State se suscribe a la acción afirmativa, la igualdad de oportunidad y a la diversidad de sus empleados.

© Universidad Estatal de Pennsylvania 2017